AVS, proveedora desde Elgoibar de la NASA o la Agencia Espacial Europea, compra a su principal rival